miércoles, 26 de agosto de 2009

Centro Lope, pionero en el programa transferencia de embriones en bovinos


El proceso de transferencia de embriones en bovinos que hasta hace algunos años era algo desconocido en Nariño, hoy es implementado con éxito por instructores y aprendices del Centro Internacional de Producción Limpia-Lope.

El objetivo, según explica el instructor SENA Albeiro López, es generar impacto sobre el mejoramiento genético de la población bovina, así como también incrementar la eficiencia reproductiva de estas especies y con ello mejorar la productividad de los ganaderos de la región, que cada vez con más frecuencia quieren hacen uso de este importante recurso.

Este programa fue puesto en marcha hace aproximadamente dos años por el SENA en la ciudad de Pasto, luego de un ejercicio de planeación prospectiva, en el que se hizo visible la necesidad de implementar nuevas tecnologías de mejoramiento animal en esta región. Para tal fin, explica el instructor SENA Fernando Rosero, se dotó al Centro Lope con un moderno laboratorio que cuenta con equipos de última tecnología que permiten desarrollar procedimientos con la más alta calidad. Estereoscopios, congeladoras de embriones, empacadoras de semen bovino, modernos microscopios, esterilizadoras, pistolas de inseminación y de transferencia de embriones, son algunos de los equipos con los que cuentan los aprendices SENA para realizar sus prácticas diarias.

Para el instructor Juan Fernando Urbano, una de las mejores alternativas con las que cuentan los ganaderos hoy en día para lograr mejoramiento genético de estas especies es la transferencia de embriones, que consiste inicialmente en la inducción de ovulaciones múltiples en especies genéticamente superiores, para que estos óvulos sean fertilizados mediante inseminación artificial y posteriormente extraídos e implantados en las vacas receptoras, las cuales también deben tener buenas condiciones corporales.

El instructor Juan Fernando Urbano cuenta que con este programa se logra un incremento considerable en el número de crías, ya que con la transferencia de embriones se obtienen 25 o 30 crías al año, mientras que con el método tradicional solo es posible obtener una durante el mismo periodo de tiempo.

Explica que además de la cantidad de ejemplares, la calidad de los mismos es un aspecto a mejorar con el proceso de transferencia de embriones, con el que es factible obtener especies que produzcan mayor y mejor cantidad de leche, que sean más tolerantes al calor, a la humedad excesiva o a otras contingencias desfavorables como la presencia de parásitos internos o externos, que presenten mejor resistencia al medio o incluso que la calidad de su carne sea insuperable.

Para el aprendiz Iván Camilo Guerrero, el proceso de formación brindado por un grupo de instructores altamente capacitados de la institución, les abrirá muchas puertas a los aprendices SENA y a su vez contribuirá al mejoramiento de la productividad de los ganaderos y la eficiencia del uso de biotecnologías de la reproducción en el departamento de Nariño.